Consideraciones a tomar en cuenta en las decisiones de endeudamiento

febrero 2021

Una de las principales tareas que afronta la gerencia financiera, por sus implicancias en el mantenimiento de la fluidez y equilibrio financiero de la empresa, es la estructuración financiera de la inversión y definición del tamaño de deuda a concertar, para tener bajo control los riesgos de sub o sobreendeudamiento.

Si hay sub-endeudamiento, por un comportamiento muy conservador, se desaprovechan oportunidades de inversión y crecimiento;  y si hay sobreendeudamiento, aumenta la vulnerabilidad ante cambios desfavorables en el entorno que pueden comprometer la solvencia financiera de la empresa.

Al respecto, si bien, en la definición de la estructura deuda/capital entran a tallar las políticas de endeudamiento de la firma, con base en el riesgo del negocio y grado de aversión al riesgo de sus accionistas y alta dirección, en la búsqueda que éstas hacen del tamaño de deuda “apropiado” para el financiamiento de sus inversiones, sin afectar la fluidez financiera requerida para el normal desenvolvimiento de las operaciones, se debe tener presente que:

  • La deuda añade el riesgo financiero al riesgo operativo del negocio, por lo que no  debe tomarse para activos o líneas de negocio que no generen valor.
  • El servicio de la deuda origina gastos financieros que incrementan el nivel de actividad necesario para alcanzar el equilibrio económico.
  • La deuda debe contribuir a apalancar la rentabilidad del accionista, lo cual no se consigue si su costo supera el rendimiento operativo de la inversión (ROI), ratio que marca el costo de endeudamiento por debajo/encima del cual, el apalancamiento financiero tiene un impacto positivo/negativo en el retorno o rendimiento sobre el capital (ROE por su siglas en inglés).
  • El tamaño de la deuda o su inadecuado perfilamiento fuerza muchas veces a su refinanciación, aumentando el riesgo crediticio del deudor y, por ende, su costo; razón por la cual, las proyecciones financieras  deben tener base en una buena medición del riesgo operativo del negocio.
  • El manejo eficiente del capital de trabajo es fundamental para optimizar la inversión y el tamaño de la deuda tomada para su financiamiento; por esta razón, la cuidadosa administración del ciclo de caja debe ocupar un lugar importante en la agenda de trabajo de la gerencia financiera.

Jonny Mayandía Bellido
Economista, MBA

¡Compártelo!